Un gorro, una historia. Acción solidaria

Un gorro, una historia

Hace un par de semanas, Cris, la hija de Maribel, nos proponía una idea chula. Tejer gorros molones para sus alumnos a cambio de que los niños escribieran una carta.

Os pongo en contexto, porque luego la idea se depuró bastante hasta llegar a donde queremos.

Cris está en Portland (Oregón) y trabaja como profesora de español en un colegio, para niños de entre 6 y  8 años. Algunos de sus alumnos viven con familias desestructuradas y con muy pocos recursos. Muchos de esos niños no tienen gorros ni bufandas y probablemente ni siquiera regalos de Navidad o cumpleaños.

Reflexionando un poco, llegamos a la conclusión de que la pobreza en los países desarrollados es invisible a los ojos y es un motivo de segregación silenciosa y terrible.

A veces no podemos hacer grandes cosas, pero los que me conocéis sabéis que yo soy más de micro-revoluciones y acciones pequeñitas. De esas que no hacen correr ríos de tinta pero que igual prenden llama en solo un puñado de personas.

Partíamos de tres premisas claras. Es una clase de lengua española, les encantan las tortugas ninja, pokemon, star wars y los monstruos de colores y no queríamos que nadie sintiera que se le da limosna, si no que tienen que hacer algo para conseguir un regalo que viene de España.

Al final llegamos a esta acción. Tejeríamos gorros molones, muy molones… y cada gorro llevaría un relato inédito y sencillo en español. Para conseguir un gorro, antes deberán completar la historia ellos mismos.

De esta forma, una acción solidaria se convertirá en una tarea de clase con una recompensa muy especial.

¿Qué necesitamos?

Dos cosas: gorros molones y micro-relatos.

Aun no sabemos el número total, pero rondarán los 30 gorros.

¿Cuando se enviarán?

La primera semana de Diciembre, para que nos de tiempo a que lleguen para Navidad.

¿Cómo puedes colaborar?

De varias formas:

Puedes tejer gorros. He creado un tablero en Pinterest con inspiración.

Puedes escribir relatos. Daremos indicaciones con varios niveles de dificultad.

Puedes descubrir/donar patrones.

Puedes donar lana que te sobre.

¿Dónde puedes hacerlo?

En la siguiente quedada de PuntoCuqui que será en Sucre Salón de té el día 24 de octubre. (haremos la convocatoria pronto)

Si tienes alguna duda, hemos creado este grupo de Facebook sólo para esta acción.